¡Y nunca más!

Captura de pantalla 2018-05-08 a la(s) 10.24.50 p. m.

La profe Rosita, que nos cuidaba porque Piedad no había ido al colegio, nos puso a pintar los animales que había en la paredes del salón. Cuando acabé lo que para mi era un hermoso y amarillo león, ella levantó la hoja, miró con desprecio y dijo: “¡Vuélvalo ha hacer que esto está muy feo!”. Yo estaba en primero de primaria… | Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, habría de recordar aquella mañana remota en que dejé de dibujar y aunque me gusta y creo que tengo cierto talento, perdí para siempre la posibilidad de haberlo cultivado. [Tomado de La increíble y triste historia del cándido Alexànder y su profesora desalmada] [Escena pos-créditos: ahora tengo buena letra, me gusta mucho trabajar con diseñadores gráficos y soy muy bueno haciendo fechas, líneas, llenando libretas de garabatos y copiando algunos dibujos que me gustan.]

Y tú, ¿qué piensas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s